jueves, 1 de diciembre de 2011

¿Que y quien se esconde detras de un sistema multinivel?

Quizás en alguna ocasión uno de sus vecinos o conocidos le haya convocado a una reunión en su domicilio para presentarle los productos que comercializa o directamente haya tomado la iniciativa de hacerle una visita cargado con un muestrario de artículos incitándole a consumir.
Tras detallarle minuciosamente las características del producto e insistir en su inmejorable relación calidad-precio, se habrá explayado sobre la acogida que tienen sus artículos y los beneficios que le reportan. Su vecino o amigo se habrá mostrado muy interesado en compartir con usted las excelencias de su sistema de venta, invitándole a participar en él.
¿Dé que negocio le está hablando? ¿Qué es lo que realmente le está proponiendo? Probablemente se encuentre ante un sistema de venta multinivel, un método utilizado por algunas empresas para vender sus productos directamente a los consumidores, utilizando una red de distribución constituida por profesionales independientes. Al realizar la comercialización fuera de los circuitos tradicionales, se eliminan los porcentajes de los intermediarios que encarecen el producto, se estipula un precio de venta más asequible para el consumidor y, además, el vendedor juega con más margen comercial.
Si retomamos la situación expuesta, ¿a qué viene entonces la insistencia de su vecino por introducirle en el sistema? Frente a la venta directa, esta fórmula comercial contempla otra vía adicional para incrementar los ingresos del distribuidor. Si incorpora nuevos vendedores a la organización bajo su supervisión, participará de la comisión que reporte las ventas del equipo.

En función del volumen de ventas realizado por el grupo , podrá obtener mayores descuentos en las compras y la empresa le premiará con bonificaciones, royalties u otros incentivos.
A su vez, los nuevos vendedores podrán crear su propio grupo de trabajo y, así sucesivamente. La rueda de la venta en cadena se pone en marcha y poco a poco la red va creciendo.
En principio, el multinivel no deja de ser un negocio familiar. Amigos y conocidos del distribuidor son los principales candidatos a convertirse en miembros de su grupo de trabajo.
¿Venta piramidal?
No, son conceptos de venta diferentes, aunque las similitudes en su estructura organizativa han convertido a la venta piramidal en el fantasma del multinivel.
A grandes rasgos, las reglas del juego de la venta piramidal imponen cuantiosas inversiones destinadas a la compra de mercancía para introducirse en la red y obligan a la captación de nuevos socios.
El beneficio llega a éste, más que por la venta del producto, por la habilidad para captar nuevos miembros de las personas reclutadas por las que se percibe una comisión. La red va creciendo por progresión geométrica y, supuestamente, todos los niveles sacan provecho de los socios que desde estratos inferiores van reclutando nuevas personas. En la práctica, las capas más altas del sistema son las que sacan mayor tajada. Entre las diferencias esenciales con la venta piramidal encontramos que el beneficio proviene del volumen de ventas que consiga el distribuidor y su equipo; no requiere el desembolso de grandes cantidades para participar y exige la formación previa de los nuevos miembros de la red.
Mary Kay es una de las empresas estadounidenses afincada en España y que utiliza el sistema multinivel para distribuir sus productos de cosmética. Las peculiaridades de su red son que está diseñada especialmente para mujeres y que comercializa exclusivamente productos para el cuidado de la piel. Sus consultoras de belleza se dedican a la venta de los productos con la ventaja del horario flexible y la oportunidad de ser su propio jefe. Pueden plantearse metas más ambiciosas creando su equipo de trabajo para incrementar sus ingresos. Eso sí, tendrán que ocuparse de formar y motivar a las personas reclutadas para que el engranaje del sistema funcione. Una consultora con unos 50 clientes puede obtener unos ingresos mensuales cercanos a los 600 €. Una cantidad similar es la que pueda conseguir la profesional que, sin descuidar a sus clientes, supervise un equipo de 10 mujeres.
Las consultoras que se incorporan a la compañía deben abonar unos 50 € por la adquisición del equipo de trabajo. Si, por cualquier motivo, decidieran abandonar la red, se les reembolsa el 90% de la inversión en productos.
Otra de las compañías que operan en España es Amway. El coloso del multinivel en el mundo se estableció en España en 1986. Actualmente, cuenta con más de 10.000 distribuidores independientes que venden productos destinados al cuidado del hogar, la ropa, aseo personal, cosméticos y artículos domésticos.
Para convertirse en distribuidor de los productos de la compañía, deberá comprar el equipo de distribución básico que sale por unos 100 € mas o menos, Si decide abandonar la venta en un plazo de 90 días, se le reembolsa la inversión inicial.
Si la propuesta de un conocido o un anuncio rescatado de la prensa le animan a integrarse en una red multinivel, investigue previamente los antecedentes de la empresa y estudie detenidamente la normativa vigente para no sentirse engañado. No todas las empresas trabajan con la misma formalidad y pueden darle 'gato por liebre'. Así le paso a la protagonista de nuestra historia, una historia real y cruda. La historia real de una joven que cayó en las peligrosas redes de una 'secta de lujo' que prometía hacerle rica.
No realizan sesiones de espiritismo ni hacen la ouija. No llevan máscaras ni se reúnen en locales clandestinos en el extrarradio de la ciudad. No son una secta al uso. Organizan conferencias en hoteles de primera en las que prometen grandes beneficios mediante la venta directa de ‘productos milagro’.
Marta se dejó embaucar por la retórica elegante y sugestiva de unos tipos que presumen de crear ricos y que culpan a la sociedad de “poner precio al trabajo de las personas”. La gente con problemas económicos o que huye de un fracaso sentimental -Marta- es más proclive a creerse aquello de “¿quieres ser millonario?”. He aquí la historia real con nombres ficticios.
Cuando Marta regresó a casa de sus padres, llevaba a cuestas un divorcio a pesar de sus veinticinco primaveras. Su vuelta fue el inicio de un camino tortuoso que desembocó en su muerte. Del fracaso de la separación nunca llegó a recuperarse. Su incapacidad para gestionarlo y su vulnerabilidad la sumergieron en un mar de dudas. La joven pisaba arenas movedizas, y eso lo aprovechó Carmela, una antigua compañera de clase, que de la noche a la mañana se convirtió en inseparable. Un apoyo inesperado que le pilló con la guardia baja. A pesar de que llevaban años sin verse, Marta se lanzó a los brazos de su vieja amiga. Una necesitaba desahogarse; la otra, ganarse la confianza interpretando el papel de mejor amiga. Una simbiosis de la que Carmela obtuvo recompensa: Marta se creyó a pies juntillas las bondades de una clínica que presume de estar especializada en masajes, homeopatía, cristaloterapia y de suministrar ‘excelentes productos para apoyar la salud del organismo’.
Toda esa retahíla de promesas en favor de la salud escondía algo. Así lo creyó siempre Francisca, la hermana de Marta, quien asegura que le dijeron “que la iban a ayudar, pero la bombardearon con mensajes como ‘tú vales mucho’ o ‘tú eres muy especial’”.
Para lograr su objetivo tocaron su fibra sensible. Un clásico en cualquier secta. En este caso está camuflada de gran corporación multinivel, por eso la captación siempre se lleva a cabo a través del señuelo de la venta de productos ‘milagrosos’ importados de Estados Unidos y la promesa de enriquecerse de manera fácil.
El camino que le espera a una familia cuando tiene conciencia de la clase de sitio a la que ha ido a parar un ser querido es un calvario. Porque la respuesta de la víctima suele ser hostil y agresiva. Francisca recuerda lo fuertemente afectada que por entonces ya estaba Marta. “Hablé con ella para tratar de hacerle ver la realidad. Nos rechazó a todos.
La nueva vida de un miembro empieza cuando firma un contrato que le da derecho a alquilar una plataforma con la que ‘crea’ su empresa. Lo hace abonando 550 euros y a cambio recibe el kit de iniciación, con el que se comprometen a vender y consumir dos productos mensualmente. Vender y consumir, vender y consumir. Una especie de charlatán con acento colombiano y maneras de vendedor de motos de segunda mano trata a brazo partido de convencer al auditorio, que se pregunta atónito cómo es posible haber tardado tantos años en descubrir lo fácil que es hacerse rico. El charlatán, que presume de haber sido asesor económico de varios Gobiernos estadounidenses, deja claro que para entrar en el proyecto “no hacen falta estudios ni importa la raza, el sexo o el dinero... Todo el mundo lo puede hacer”.
Además recalca a los asistentes que en ningún momento van a estar solos, ya que en cada grupo los líderes los van a guiar a la gloria. La gloria, explica, no es más que el arte de lograr que alguien compre los dos productos, y por ello, ingrese en “la empresa o red” para convertirse en vendedor de la misma. Dicho con otras palabras, el objetivo es el de vender y captar, vender y captar.
“Cuanto más amplia sea la red, mayores beneficios se obtendrán”, dice seguro. Una frase a la que sigue un silencio sepulcral en la sala. La idea ha calado: buscar a más gente. Pero lo que no saben las doscientas personas que están a punto de caer en la trampa (como hizo Marta) es que la mayor parte de los beneficios generados por la venta los tienen que reinvertir en comprar nuevos productos. Un círculo vicioso del que se beneficia el que está arriba de la pirámide: la empresa.
Al finalizar el acto de presentación de las ‘redes de mercado’, la organización forma corrillos de siete u ocho ‘nuevos’ en los que la figura del líder entra en escena. Al cabo de un tiempo, el líder y el megalíder llegan a controlar y conocer hasta los detalles más íntimos de la vida de los adeptos, y sobre todo el poder adquisitivo de sus familiares. Son las figuras sin las cuales no se entiende el entramado de la organización. Su deber es el de orientar a los miembros del grupo y que estos rindan culto a su persona.
.Uno de los líderes, un tal Pau, responde entre carcajadas a uno de los iniciados que le pregunta si todo lo que acaba de escuchar funciona. “No recuerdo la última vez que alguien me preguntó eso”. ”.
Pau fue líder de Marta. Lo primero que le ordenó a la joven cuando ingresó en la multinivel fue redactar una lista de doscientos conocidos ‘candidatos’ a formar parte de la estructura. A partir de ahí su forma de ser cambió radicalmente, cosa que no pasó inadvertida para su familia. En casa, Marta ya no hablaba de otra cosa que no fuera de los productos que vendía y consumía. “Que Dios me perdone, pero es que mi hermana era insoportable, porque solo hablaba de la secta, y si hablábamos de otro tema, se callaba”, recuerda con amargura Francisca. Marta no pudo resistir la presión y acabo suicidándose.
Si Usted por un casual esta en esta controversia, asegurese bien, ahora tiene mil maneras para hacerlo, no obstante le dejo unos consejos prácticos que le servirán como guía:
-Investigue sobre la legalidad de la empresa con la que va a trabajar.
-Contacte con otros vendedores integrados en la red y cerciórese de que la empresa le ofrece garantías.
-No se deje llevar por las promesas de dinero fácil de las empresas. Como en cualquier otro negocio, los beneficios dependen del esfuerzo realizado y de los objetivos planteados.
No existe un canon de entrada por integrarse en la red. Sin embargo, la empresa puede pedirle a un precio razonable, el pago del material, productos o material formativo para comenzar la actividad.
La empresa no puede exigirle un número mínimo de ventas.
Si la empresa le obliga a comprar un 'stock' inicial, el desembolso debe ser mínimo y ha de formalizar un pacto de recompra en las mismas condiciones para los productos adquiridos.
Aunque no se lo especifiquen, tendrá que darse de alta como autónomo, pagar su impuesto de actividades económicas y darse de alta en la Seguridad Social. Estos gastos, más los ocasionados por los desplazamientos, debe tenerlos en cuenta a la hora de calcular los ingresos netos por las comisiones obtenidas.
Tengan en cuenta que en estos momentos tan duros economicamente hablando que estamos pasando siempre hay crapulas sin escrupulos dispuestos a hundirles mas, por eso por favor asegurense  mucho antes de decidirse a nada. No se olviden de que "el que compra lo superfluo pronto tendrá que vender lo necesario."
Decia Confucio exigete mucho a ti mismo y espera poco de los demas, asi te ahorraras disgustos. Un saludo 

5 comentarios:

  1. Un historia dura, pero a la vez una buena guía nos caer en estas trampas. Estas víboras aprovechan momentos como el que vivimos para hacer sangre. No digo lo que les deseo porque no es políticamente correcto, pero nada bueno.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post. Te invito a ver el mío. Unamos esfuerzos!: yatedijequeno.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el comentario, por desgracia siempre hay personas dispuestas a hacer leña del arbol caido.

    ResponderEliminar
  4. Si trabajas en una multinivel dode te pagan centavos para llegar a ganar pesos. Conocenos Somos Grupo Penmi, una empresa dedicada a la educacion financiera atravez de la venta de nuestro libro y curso intitulado Pensamiento MIllonario, afiliate todo el paquete de curso, libro y contrato de afiliacion cuesta $7,500.00 pesos.
    Pero lo mejor la compañia te paga por cada persona que afilies en su sistema $1500 pesos. SI SON PESOS NO PUNTOS. POR CADA UNO DE TUS AFILIADOS, ASI QUE SI AFILIAS A 10 PERSONAS ENTONCES GANARIAS $15,000 QUINCE MIL PESOS, SOLO POR AFILIAR.
    Pero ademas la compañia te inscribe en su sitema de comisiones millonarias, te une a grupos de 10 personas que deven traer a dies personas para iniciar a ganr comisciones, hasta en seis niveles y aqui esta lo magico,
    PRIMER NIVEL 10 PERSONAS PAGAN EN COMISIONES $2500 PESOS
    SEGUNDO NIVEL O 100 PERSONAS PAGAN COMISIONES $14,000 PESOS
    TERCER NIVEL O 1000 PERSONAS PAGAN COMISIONES $56,000 PESOS
    CUARTO NIVEL O 10,000 PERSONAS PAGAN COMISIONES $656,000 PESOS
    QUINTO NIVEL O 100,000 PERSONAS PAGAN COMISIONES $1,700,000 PESOS
    SEXTO Y ULTIMO NIVEL, O 1000,000, PERSONAS PAGAN $17,000,000. MILLONES DE PESOS. ESTAS SON COMISIONES MILLONARIAS NO SON PUNTOS NI, PORCENTAJES ES DINERO REAL, SI YA TIENES UNA FUERTE CADENA DE PERSONAS IMAGINA LO QUE PUEDES LLEGAR A GANAR CON UNA OPORTUNIDAD DE ESTE NIVEL. ASI QUE DEJA DE GANAR CENTAVOS Y VEN A GANAR PESOS PARA QUE SEAS MILLONARIO. Somos Grupo Penmi, comunicate a grupopenmi@gmail.com o twitter @grupopenmi. o facebook grupopenmi, buscanos en google como grupopenmi todo pegado.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Sr Raygoza primero darle gracias por su comentario, y comentarle que el articulo o el post solo hace que exponer una serie de hechos totalmente contrastados y estudiados económicamente hablando y por supuesto no pretende de ningún modo influenciar en las decisiones de nadie, cada quien es muy libre de optar por aquello que considera licito.
    Pero también es licito decir que no siempre es lo que parece y es igual de respetable. Saludos y de nuevo agradecerle su aportación

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tus comentarios.